Las tinieblas nunca serán buenas

Volvamos al texto de Génesis 1, donde ayer compartimos de cómo Dios tiene un control astronómico, es decir, no sólo crea los astros sino que también los gobierna con el poder de su Palabra. Esta verdad nos recuerda la necedad de confiar en lo creado y nos lleva a confiar mejor en el Creador.

Pero notemos un detalle (entre muchos) que nos hará bien en recordar aquí a todos:

Y dijo Dios: «¡Que haya luz!» Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas; Génesis 1:3-4

Las tinieblas nunca serán buenas

Dios con su palabra creó todo, ya sea visible o invisible, todo. Como dice el texto, Dios creó la luz también. Pero el detalle que quiero que notemos es que dice: Y vio Dios que la luz era buena, y paso siguiente Dios separó la luz de las tinieblas. ¡No dice que las tinieblas sean buenas! La luz es buena, pero las tinieblas no recibieron tal calificativo.

La luz en la Biblia se usa para señalar a los hijos de Dios, ellos son los hijos de la luz porque

“…Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él” (1 Juan 1:5)

El caminar o conducirse en la luz es sinónimo de hacerlo todo en el temor de Dios para que Él sea agradado. De dicha manera debe ser el andar de todo hijo de la Luz.

Pero las tinieblas son usadas en la Biblia para indicar el lado contrario, aquellos que son hijos de las tinieblas para quienes no hay temor de Dios delante de sus ojos sino que se conducen ajenos a lo que Dios espera de ellos.

Recordar esta verdad, de que en el mundo existen solo dos grupos: los hijos de la luz y los hijos de las tinieblas, nos advierte de la necesidad de asegurarnos de estar en el lado correcto, el lado de la luz.

Un día Dios separará definitivamente la luz de las tinieblas, tal como lo hizo en el principio cuando creó el universo, pero esta vez para dar inicio a una eternidad unos en luz perpetua y otros en absoluta obscuridad eterna.

El mundo de hoy tiene una esperanza, y son los hijos de luz, los cuales fueron puestos para alumbrar en medio de la obscuridad de las almas.

Hoy muchos caminan a tientas sin Cristo. Hoy es la oportunidad de caminar en Su Luz, de no acudir a ÉL, la separación de la luz de las tinieblas será inevitable! Clic para tuitear

Fraternalmente, pastor Juan

WhatsApp chat Quiero recibirlas!