…el que obra salvación en medio de la tierra

Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo; el que obra salvación en medio de la tierra.  Salmo 74:12

Las palabras anteriores fueron dichas por el salmista mientras clamaba a Dios pidiendo ser librado de los enemigos que enfrentaba su pueblo. Por ello el Salmo 74 comienza con una pregunta a Dios: ¿Por qué, oh Dios, nos has desechado para siempre? y pide al Señor acordarse de ellos.

Pero justo al verso 12, encontramos que en medio de todo, el salmista descansa en la historia del pueblo de Dios, y seguidamente hace memoria de cuán grandes cosas ha hecho Jehová para salvarles y cómo ÉL es el Dios que tiene dominio sobre todo:

Con tu poder partiste el mar en dos y en las aguas rompiste las cabezas de los monstruos. Aplastaste las cabezas de Leviatán, y lo diste por comida a los habitantes del desierto. Abriste los manantiales y los ríos, y dejaste secos torrentes impetuosos. Tuyo es el día, tuya es también la noche, pues tú estableciste el sol y la luna. Tú estableciste todos los límites de la tierra, y formaste el verano y el invierno. (Salmo 74:13-17 – RVC)

Pero aquella salvación que recuerda el salmista era una leve sombra de la mayor salvación que ahora goza todo creyente en Cristo: la salvación de su alma! Sin embargo, no creo bien limitarlo a dicha salvación. Creo que cada día, puede el cristiano apreciar las múltiples maneras en que Dios salva o preserva a su pueblo para su gloria!

Siendo así, tanto el salmista de aquella vez como el creyente de hoy en el Dios que es exaltado en este salmo, podemos apreciar que nuestro Dios es el Dios verdadero que obra salvación cada día en medio de la tierra!

Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo; el que obra salvación en medio de la tierra.  Salmo 74:12 Clic para tuitear

Fraternalmente, pastor Juan

WhatsApp chat Quiero recibirlas!