¿Cómo va quedando tu huella?

Detenernos por un momento en nuestra marcha diaria, es uno de los consejos sabios que nos da la Palabra de Dios. Detenernos para observar cómo vamos, y según sea el resultado, hacer los ajustes necesarios que, como cristianos, siempre deberán ser en pro de la gloria de Dios.

Bien dice la Escritura en el libro de los proverbios (que son, consejos sabios):

Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos. Proverbios 4:26

Observemos un par de cosas aquí:

Primero: No solo es un consejo sabio, es un mandato, por ello dice: Examina. A los cristianos (pero también al que no lo es) le es dado por Dios un mandamiento aquí: Examinar. Pero para ello es necesario hacer un alto en el camino si queremos obtener una buena auto-evaluación.

Segundo: Dice que es la senda lo que debemos evaluar. ¿cómo son mis caminos? ¿La manera en que me conduzco esta en armonía con el propósito de Dios para mi, que es serle a ÉL agradable? ¿Estoy caminando en pro de alcanzar un día la meta de ser aquello que Dios quiere que yo sea y para lo cual fui creado?

Pero además, una tercera cosa: Examinar la senda de nuestros pies, también señala la necesidad de mirar hacia atrás, al camino que estoy dejando marcado sobre la arena, lo cual será o son ya, las huellas que estoy dejando y que otros probablemente seguirán.

¿Cómo va quedando tu huella?

¿Son mis huellas rectas? ¿O al mirarlas veo que están torcidas y, por tanto, lo peligroso que será para otros si se aventuran a seguir mis marcas o ejemplos de vida? Se trata, primeramente, de examinar tu senda, tus huellas y no las marcas del otro en el camino. ¿Son rectas?

¿Qué huella estamos dejando? ¿Son nuestras huellas, o ejemplo en el camino, una clara evidencia de que seguimos las huellas perfectas de Aquel que va delante del cristiano, es decir, de Cristo? ¿crees que le hará bien a otros el seguir tus huellas?

Al examinar la senda de nuestros pies, vemos nuestra necesidad de Cristo, el Justo, el único cuyos caminos son siempre rectos! Proverbios 4:26 Clic para tuitear

Fraternalmente, pastor Juan

WhatsApp chat Quiero recibirlas!