No somos para los dioses!

El hombre en su estado tal como nace, se opone a todo lo que honre y adore al Dios único y verdadero, el Dios que gobierna todo. En su oposición a Dios, usará de las cosas consagradas a Dios, para adorar a sus falsos ídolos.

Daniel protestó y denunció la idolatría de los babilonios al no participar de su comida para agradar a su Dios quien le entregó a sus propios enemigos. Pero el verso 2, de Daniel 1, continúa diciendo que Dios no solo entregó al rey de Judá a sus enemigos, sino también que…

Y el Señor entregó en sus manos …parte de los utensilios de la casa de Dios; y los trajo a tierra de Sinar, a la casa de su dios, y colocó los utensilios en la casa del tesoro de su diosDaniel 1:2

El Señor no sólo permitió la cautividad de su pueblo, sino que dice que Dios mismo también les entregó algunos utensilios de la casa de Dios que habían sido consagrados para un uso santo a ÉL los cuales, fueron llevados a templos de ídolos, dioses falsos, que tenía el rey babilonio.

“… los trajo a tierra de Sinar, a la casa de su dios, y colocó los utensilios en la casa del tesoro de su dios.Lo que era para el Dios verdadero, fue profanado adorando con ello a los que no son dioses. Y peor aún, tiempo después, seguirían siendo profanados aún más(Daniel 5:1-2).

No somos para los dioses!

Dios juzgará a aquellos que han profanado lo que Dios a consagrado para sí. Esto me hace pensar en las veces que, consiente o inconscientemente, hace el hombre uso de cosas apartadas para Dios y las presenta ante los dioses falsos.

¿Cuales cosas? Antes que las cosas, somos nosotros mismos, los hombres y mujeres, creados a imagen de Dios para Dios. Por tanto, debemos guardarnos para Él, pues no somos creados para los dioses de este mundo sino para el Dios que creó el mundo y los que en él habitan.

¿Qué harás con aquello que ha sido creado para Dios y no para los dioses? Es decir, ¿qué harás contigo mismo, a quien Dios hizo para ÉL? Clic para tuitear

Fraternalmente, pastor Juan