Que sea siempre como cuando era un niño

¿Cuál es el tipo de fe que Dios espera de sus hijos? o ¿cómo debe ser la fe que lleva al cielo? En uno de los versos más conocidos de los evangelios, encontramos a Jesús señalando la respuesta a esta pregunta. Dice el evangelio: Empezaron a llevarle niños a Jesús para que los tocara, pero Leer másQue sea siempre como cuando era un niño[…]

Enseñanza: Otra muestra mas de Su compasión

Como vimos en la reflexión anterior, el descanso es otra muestra de lo compasivo que es el Señor para con sus fieles, quienes habiendo hecho su labor, les ofrece descanso, y esto sin olvidar que ha prometido a todo buen siervo y fiel el reposo eterno en su presencia! Pero no sólo el descanso es Leer másEnseñanza: Otra muestra mas de Su compasión[…]

amenaza

La amenaza de la desconfianza

Podemos considerar esta reflexión como la segunda parte del devocional anterior. De hecho meditaremos sobre el mismo texto de la Escritura, sin embargo con un enfoque diferente que complementa a la primera parte. El primer peligro para la vida de fe que vimos fue la prosperidad, la cual esta estrechamente relacionada con la amenaza de Leer másLa amenaza de la desconfianza[…]

amenaza

La amenaza de la prosperidad

Habiendo visto la serie titulada Marcas de quienes temen a Dios, la cual terminamos no sin antes advertir de la realidad de los enemigos en la vida del creyente, te propongo que en estos próximos días meditemos sobre algunas de las amenazas que atentan contra la vida de fe del cristiano, para que estemos alertas! Leer másLa amenaza de la prosperidad[…]

El sembrador: Un buen corazón! (Parte 5)

Marcos 4:8-9 “Pero las otras semillas cayeron en buen terreno. Brotaron, crecieron y produjeron una cosecha que rindió el treinta, el sesenta y hasta el ciento por uno. »El que tenga oídos para oír, que oiga», añadió Jesús.” Ya hemos visto los tres primeros suelos (corazones) donde sembrase la semilla el Sembrador: Primero, un corazón Leer másEl sembrador: Un buen corazón! (Parte 5)[…]

El sembrador: El que tiene oídos para oír, oiga (Parte 6)

Marcos 4:2-9 “Y les enseñaba por parábolas muchas cosas, y les decía en su doctrina: Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar; y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron. Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó Leer másEl sembrador: El que tiene oídos para oír, oiga (Parte 6)[…]

El sembrador: Un corazón entre espinos (Parte 4)

Marcos 4:7 “Otra parte de la semilla cayó entre espinos que, al crecer, la ahogaron, de modo que no dio fruto.” (NVI) Hace un par de días comenzamos a reflexionar sobre la parábola del Sembrador, o como la hemos llamado: “La parábola de los cuatro corazones”, ya que en ella encontramos 4 diferentes tipos de Leer másEl sembrador: Un corazón entre espinos (Parte 4)[…]

El sembrador: Un corazón en pedregales (Parte 3)

Marcos 4:5-6 “Otra parte cayó en terreno pedregoso (pedregales), sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda; pero cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron.” (NVI) Ayer vimos el primer tipo de suelo donde cayó la semilla: Un corazón en el camino Leer másEl sembrador: Un corazón en pedregales (Parte 3)[…]

El sembrador: Un corazón en el camino (Parte 2)

Marcos 4:3-4 “«¡Pongan atención! Un sembrador salió a sembrar. Sucedió que al esparcir él la semilla, una parte cayó junto al camino, y llegaron los pájaros y se la comieron.” (NVI) Continuemos con la ilustración del sembrador. Hemos llamado el relato “La parábola de los 4 corazones” dado que los suelos donde se siembra la Leer másEl sembrador: Un corazón en el camino (Parte 2)[…]

El sembrador: La parábola de los 4 corazones (Parte 1)

Lectura: Marcos 4:1-9 “De nuevo comenzó Jesús a enseñar a la orilla del lago. La multitud que se reunió para verlo era tan grande que él subió y se sentó en una barca que estaba en el lago, mientras toda la gente se quedaba en la playa. Entonces se puso a enseñarles muchas cosas por Leer másEl sembrador: La parábola de los 4 corazones (Parte 1)[…]

WhatsApp chat Quiero recibirlas!